Archivo | 19:37

Higuchi Ichiyô – 樋口一葉

21 May

Higuchi Ichiyô (Tôkyô, 1872 – 1896), fue la primera mujer escritora de la literatura japonesa moderna y la más importante de la era Meiji.

Higuchi Ichiyô

Higuchi Ichiyô

Higuchi es una autora muy poco conocida en occidente pero que desde el Japón de la era Meiji hasta la actualidad siempre ha gozado de una gran popularidad en el país nipón. Su vida como escritora fue muy corta puesto que su vida también fue muy corta, murió a los 24 años.

 

Higuchi Ichiyô, de nombre real Higuchi Natsuko, nació en Tôkyô tan sólo cuatro años después de la caída del shogunato Tokugawa, el sistema feudal que había mantenido a Japón aislado durante los últimos 260 años. En 1868 con la Restauración Meiji, que devolvió el poder al emperador de Japón, se inició un periodo de modernización y posterior occidentalización del país, por eso Higuchi se encuentra, como otros autores, a medio camino entre la tradición y la modernidad.

Cubierta japonesa de "Yamizakura"

Cubierta japonesa de “Yamizakura”

Nació en una familia humilde de campesinos ilustrados que había emigrado hacia Tôkyô (Edo en esa época) desde la prefectura de Yamanashi para poder ascender socialmente. Con 14 años empezó a estudiar poesía clásica y literatura japonesa en la prestigiosa escuela Haginoya. Sin embargo, la literatura escrita por mujeres había quedado relegada a una segunda posición desde la era Heian. En la era Meiji las mujeres tenían muchas limitaciones a la hora de escribir: debían evitar los temas políticos y sociales y debían mantener la tradición lírica de sus antepasadas de la era Heian, sin poder modernizar su estilo de escritura, por lo cual la prosa de Higuchi todavía contenía unas imágenes y un lenguaje bastante arcaicos. Pese a esto, en 1892 Higuchi publicó su primera obra “Flor de cerezo en la noche” (闇桜, yamizakura) en el primer número de la revista Musashino, editada por Tôsui Nakarai, que posteriormente fue su mentor.

Estatua de Ihara Saikaku en el santuario Ikukunitama

Estatua de Ihara Saikaku en el santuario Ikukunitama

Tras la muerte de su padre y de su hermano por tuberculosis cuando Higuchi tenía 17 años, en casa, ella, su madre y su hermana menor se ganaban la vida cosiendo y lavando ropa y pasaron muchas penurias económicas. En 1894 tuvieron que mudarse a los suburbios y Higuchi tuvo que abandonar la escuela Haginoya. Mientras vivía allí y gracias a las obras de Saikaku Ihara, el escritor más importante del siglo XVII, consiguió la inspiración de la descripción realista y la adquisición de un tono humano, tierno e irónico que caracterizaría sus obras posteriores.

 

Mientras que otros autores contemporáneos como Mori Ôgai, Futabatei Shimei o Natsume Sôseki traducían obras de idiomas extranjeros al japonés a la vez que se empapaban del naturalismo y el romanticismo predominante en Europa con autores como Balzac, Zola o Ibsen, Higuchi, que no podía acceder a estudios superiores y mucho menos viajar al extranjero, redescubrió la fuente poética de la observación cotidiana dentro de la tradición japonesa gracias a Saikaku y a Matsuo Bashô y aprendió a escribir imitando la estrategia de las famosas e ilustres autoras de la era Heian: un diario. Es por esto que muchas de sus obras parecen fragmentos de diario redactados en forma de prosa.

 

Debido a sus vivencias cerca del distrito de placer de Yoshiwara, entre 1895 y 1896 Higuchi escribió y publicó en partes en la revista Bungakukai una de sus obras más destacadas, “Crecer” (たけくらべ, takekurabe), un relato corto donde narra el paso de niños a adultos de un grupo de niños que viven en los alrededores del distrito de Yoshiwara, entre ellos los protagonistas Midori, hija de una familia de geishas, Nobu, el hijo del sacerdote del templo Ryûge, y Shôtarô, que tienen un triángulo amoroso, y de las responsabilidades que les va a suponer dar este paso a la vida adulta. Pese al estilo que debía tener la literatura de mujeres esta obra es muy moderna por la complejidad y la sutileza con las que Higuchi describe el sufrimiento de los personajes, que deben vivir separados para seguir con las tradiciones familiares.

Geishas en el distrito de Yoshiwara

Geishas en el distrito de Yoshiwara

Cubierta de "Aguas turbulentas"

Cubierta de “Aguas turbulentas”

 

En este último periodo de su vida también escribió otras obras como “En el último día del año” (大つごもり, ôtsugomori) en 1894, “Aguas turbulentas” (にごりえ, nigorie) en 1895, que habla sobre el mundo de las geishas, otra vez debido a su proximidad al barrio de Yoshiwara, y que fue publicada en España en 2012 por Erasmus Ediciones junto con su diario y otros cinco relatos, “Caminos que se separan” (わかれ道, wakare-michi) en 1896 y “La decimotercera noche” (十三夜, jūsan’ya) en 1895, que junto con “Crecer” se considera una de sus mejores obras.

 

Desgraciadamente, la vida de Higuchi Ichiyô fue muy efímera, ya que a los 24 años murió de tuberculosis, igual que su padre y su hermano. Aun así, sus 21 relatos, poesías waka y el diario la convirtieron en la escritora más importante de su época. Tal ha sido su importancia dentro de la literatura moderna japonesa que Higuchi Ichiyô ha sido la tercera mujer en aparecer en los billetes de Japón, en concreto el de 5000 yenes (2004), después de la Emperatriz Jingû (1881) y Murasaki Shikibu (2000).

Billete de 5000 yenes

Billete de 5000 yenes

 

Como he dicho, como Higuchi Ichiyô no es muy conocida en occidente no hay muchas obras traducidas en España. En concreto podemos encontrar “Aguas turbulentas” en español, que también contiene los relatos “El sonido del koto“, que nos narra la historia de un niño que pierde a toda su familia y que hace de la calle su hogar para poder llevarse algo a la boca, “Día de nieve“, que cuenta las consecuencias de la relación entre una estudiante y su profesor, “La decimotercera noche”, que habla de las convenciones sociales y la mala situación de la mujer en la era Meiji y de cómo una mujer es incapaz de poner fin a su matrimonio abusivo, y “Flor de cerezo en la noche”, que nos cuenta la historia de un niño y una niña que son amigos de la infancia y quienes, tras pasar por muchas dificultades, se terminan enamorando.  En catalán podemos encontrar “El darrer any de la infantesa” (Takekurabe) y otros dos relatos publicados en revistas: “Dies de neu” en Els marges, 95 y “Camins que se separen” en Lectora: revista de dones i textualitat, 18.

 

Con esta entrada quiero dar a conocer esta autora para que se traduzcan otras de sus obras y para darle el reconocimiento que merece y que en occidente no tiene. Esperemos poder encontrar sus obras disponibles en un futuro.

 


Albert Nolla Cabellos, Literatura japonesa moderna (I). De la literatura clásica a la modernidad literaria.

Higuchi Ichiyô, El darrer any de la infantesa. Traducción, edición y epílogo de Mercè Altimir. Pagès editors, Lleida, 2012.

 

Anuncios

Kanji al día 285: 台

21 May

Kanji_al_dia_台

KUN: –

ON: ダイ ; タイ

Significado: plataforma,

base, estante, pedestal

Nº. trazos: 5

Partes: 厶 ; 口

 

Grado: 2

Nivel Nôken: N4

Radical: 口

Nombre:  くち

Significado del radical: boca

 

Kanji parecidos:  ;

 

Ejemplos:

所 : だいどころ (cocina)

 : しんだい (cama, sofá, diván)

風 : たいふう (tifón)

 : ぶたい (escenario: teatro)

* 詞 : せりふ (palabras, discurso, frases: teatro)

 

* lectura irregular

A %d blogueros les gusta esto: