Akutagawa Ryûnosuke – 芥川龍之介

10 Feb
Akutagawa Ryûnosuke

Akutagawa Ryûnosuke

Akutagawa Ryûnosuke (Tôkyô, 1892 – 1927), es el padre de los cuentos dentro de la literatura japonesa moderna. Sus obras tienen una construcción brillante, un estilo virtuoso y un lenguaje muy rico, que le llevaron a la fama. A menudo tratan temas sobre la parte más oscura del alma humana como la hipocresía o el egoísmo y critican los comportamientos sociales.

 

La infancia de Akutagawa estuvo marcada por la locura de su madre, quien padecía esquizofrenia, y que se menciona en algunos relatos y diarios del autor. Sin embargo, también era un ávido lector de literatura clásica china y de autores japoneses como Mori Ôgai o Sôseki Natsume.

Película de Rashômon

Película de Rashômon

Poco después de empezar a estudiar literatura inglesa en la Universidad de Tôkyô, en 1913, empezó a escribir sus primeras obras, basadas en cuentos tradicionales japoneses, entre los que destacan “Rashômon” (羅生門, rashômon) de 1915 y “La nariz” (鼻, hana) de 1916. El estilo brillante y elegante de estos relatos llamó la atención del público general, pero también de Sôseki Natsume, quien le mandó una carta en la que le decía que si escribía más relatos como esos llegaría a ser un gran escritor.

 

Animado por el éxito y por los comentarios de Sôseki, inició una carrera como escritor que, entre 1916 y 1922, le llevó a escribir los cuentos más logrados de su obra. Se inspiraban en historias antiguas, igual que sus primeras obras, pero Akutagawa las escribía de una manera moderna, innovadora y con una prosa sofisticada que hacían inconfundible su estilo. Las obras más importantes que escribió en este periodo son “El hilo de la araña” (蜘蛛の糸, kumo no ito) de 1918, que trata de un ladrón que cae en el infierno y no puede escapar por el egoísmo de los que le rodean, pero una araña que decidió salvar le ayuda; “El biombo del infierno” (地獄変, jigokuhen) de 1918, que explica la historia de un pintor que es capaz de sacrificar a su hija para pintar un biombo por encargo de un señor feudal; y finalmente “En el bosque” (藪の中, yabu no naka) de 1922, un relato muy complejo que trata de hacer una crítica a la verdad absoluta en forma de las declaraciones contradictoras de siete personajes que son testigos de un asesinato.

Kappa en El verano de Coo

Kappa en El verano de Coo

Debido a sus problemas mentales y físicos, la realidad de los cuentos de Akutagawa cada vez era más fragmentada, hasta el punto que en 1923 abandonó la producción de obras basadas en historias tradicionales y pasó a hacer unos relatos autobiográficos que delatan cada vez más el estado confuso y depresivo de su mente. Efectivamente, padecía de esquizofrenia, como su madre. De este último periodo destacan tres obras de 1927, “Los engranajes” (歯車, haguruma), en el que daba cuenta de sus problemas mentales en una mezcla de alucinaciones, conversaciones y imágenes; “La vida de un idiota” (或阿呆の一生, aru ahô no isshô), en el que describe varios momentos que habían marcado de su vida mediante escenas breves; y “Kappa” (河童, kappa), la única obra de ficción que escribió, que se situaba en un mundo imaginario habitado por kappas, una especie de duende japonés, medio tortuga medio humano. Pese a que algunas escenas de esta obra parecen tener un tono humorístico, en realidad son una visión pesimista de la sociedad moderna, fruto del asco que Akutagawa sentía por todo, él mismo incluido.

Finalmente, agotado mental y físicamente, y viéndose incapaz de reinventarse literariamente, Akutagawa se suicidó en 1927, con 35 años, con una sobredosis de somníferos.

Cubierta de El dragón, Rashômon y otros cuentos

Cubierta de El dragón, Rashômon y otros cuentos

Debido a su importancia, en 1935 se creó un premio con su nombre, que galardona a los mejores escritores japoneses nuevos o emergentes.

 

Akutagawa se ha hecho muy famoso en occidente y, de hecho, podemos encontrar abundantes obras suyas disponibles en España. Si queréis leer un recopilatorio de sus mejores cuentos, entre los que se encuentran algunos de los mencionados en esta entrada, os recomiendo “El dragón, Rashômon y otros cuentos” editado en 2012 por Quaterni.

 


Albert Nolla Cabellos, Literatura japonesa moderna (II). De 1912 a nuestros días.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: