Archivo | Política RSS feed for this section

“Abeconomía”: no es oro todo lo que reluce

27 May

Desde que el pasado 16 de mayo Japón anunció que había salido de la recesión, con un incremento interanual del PIB de un 3,5% para el primer trimestre del 2013, ha habido un gran revuelo mundial sobre si otras naciones deberían tomar las políticas económicas del Primer Ministro japonés Abe Shinzô como ejemplo para que otros países también puedan salir de la crisis.

Ayer, a través de Revista Eikyo (@revista_eikyo), leí dos artículos sobre esto: “La revolución japonesa: de la economía a la abenomía”, en El Imparcial, y “Japón, el modelo”, en El País, que me inspiraron para escribir esta entrada con mis reflexiones sobre este tema.

Puede que la estrategia económica del Primer Ministro japonés parezca muy buena, pero que dé resultado en Japón no quiere decir que deba funcionar en otros países o que todo lo que aporta a Japón sean cosas buenas. Como en todos los casos en los que se admira a Japón ciegamente como el país perfecto, siempre hay algo oculto que mancha esa perfección.

 

Para empezar hablemos de política. Como ya mencioné en diciembre de 2012 en la entrada sobre el sistema político de Japón que escribí para las elecciones japonesas:

El PLD es un partido de centro-derecha muy grande, con muchas facciones y sin una ideología clara, que varía según los miembros que tiene en cada momento. Su único objetivo claro es la priorización de la economía a toda costa […].

Con estas frases en negrita quiero decir que el PLD no tiene ideología alguna. Su única ideología es la economía, e incluso prioriza la economía por encima del bienestar de los ciudadanos japoneses. Por ejemplo, durante la época del crecimiento económico de posguerra se ocultaron los costes de destrucción del medio ambiente que este crecimiento tan acelerado comportaba y en los 60 hubo muchos vertidos contaminantes que se ocultaron.

Víctima de la enfermedad de Minamata

Víctima de la enfermedad de Minamata

Uno de los más destacados es el caso de Minamata, un pueblo pesquero cerca de Hiroshima, y la enfermedad de Minamata o Minamata-byô. Entre 1932 y 1968 la compañía petroquímica Chisso Corporation vertió metilmercurio al mar y los peces se contaminaron. Luego empezaron a enfermar y a morir los animales y finalmente las personas. La enfermedad de Minamata fue descubierta en 1956. El gobierno de esa época, el PDL, no hizo nada para arreglar el desastre ecológico. Tan sólo indemnizó y sobornó a los habitantes del pueblo de Minamata y a las cooperativas de pescadores para que no lo contaran. Eso es, el gobierno silenció un caso gravísimo para poder priorizar la economía. Años más tarde, por fin los habitantes de Minamata hicieron público el escándalo y todo se destapó. Ahora mismo ese partido vuelve a estar al poder priorizando la economía, y les da buenos resultados, pero seguro que ésta está otra vez por encima de los ciudadanos y de su bienestar.

 

En cuanto a economía, también fue el mismo PLD que ahora “saca a Japón de la crisis” el que la provocó. Debemos retroceder hasta finales de la década de los 80 para demostrar esto. Tras el gran crecimiento económico del Japón de posguerra vino una etapa de estabilización económica. Tras ésta, a mitad de la década de los 80, empezó una etapa de economía de burbuja en la que sólo se especulaba en la bolsa, el suelo y la construcción y en la que la economía se estancó. ¿Os suena de algo? Exactamente, como en España. Finalmente, en 1989 la burbuja inmobiliaria estalló y el país se arruinó. Los precios cayeron abruptamente, las empresas y los particulares estaban ahogados por las deudas, se hicieron hipotecas fraudulentas, etc. Las empresas y los bancos estaban tan estancados que no podían salir de la crisis. La década siguiente se conoce como la “década perdida”, que al final no ha durado una década, sino más de 20 años.

Índice Nikkei de 1989 a 2009

Índice Nikkei de 1989 a 2009

 

Además, no es la primera vez que el yen se deprecia tanto para favorecer las exportaciones. En los 70, cuando la economía japonesa se estabilizó, Estados Unidos vio en Japón un fuerte competidor. Se importaban más bienes de Japón que los que se compraban localmente debido a su bajo precio, por lo que Estados Unidos obligó a Japón a apreciar el yen para frenar su flujo de exportaciones.

En resumen, el ahora aclamado PLD, el salvador de la economía japonesa y al que todos los demás países deberían tomar como ejemplo, es el mismo que provocó la crisis en Japón, una crisis igual que la española, y el que está aplicado políticas que ya existieron hace 50 años.

 

Desde el punto de vista socioeconómico, Japón tampoco es igual que la mayoría de países desarrollados. Debemos tener en cuenta que los gastos de Japón no son los mismos que los de muchos países de Europa o Estados Unidos ya que Japón es el único país del mundo que ha renunciado a la guerra (aunque obligado) con el polémico Artículo 9 de su constitución, impuesta por los Estados Unidos en 1947 tras la II Guerra Mundial. Por lo tanto, Japón “no tiene ejército”.

Armada de las Fuerzas de Autodefensa de Japón

Armada de las Fuerzas de Autodefensa de Japón

En realidad dispone de las Fuerzas de Autodefensa, un ejército muy limitado que no supone los mismos gastos militares que los países que sí tienen un ejército grande permanente, además de las reservas. El ejército de Japón supone un 1% de su PIB, mientras que el de EE.UU. supone casi el 5%. En cuanto a los países europeos, el del Reino Unido supone un 2,5% y el de Alemania un 1,4%, el de Francia un 2,3% y el de Italia un 1,2%, y todo esto tras los recortes. El de España supone un 0,59%. Por lo tanto, el presupuesto de Japón no puede ser el mismo que el de Estados Unidos o el de las potencias europeas, por ejemplo.

También hay que mencionar que Japón no tiene un sistema de desempleo muy efectivo. Su sistema funciona más o menos como el español, en el que empleado y empleador pagan una contribución, pero mientras en España pagan un 1,55% y un 5,5%, respectivamente, en Japón sólo pagan un 0,5% y 0,85%, respectivamente. Mientras la economía se expandía y todo el mundo tenía trabajo Japón tenía una tasa de desempleo mínima y no se habían planteado que debían tener un sistema de desempleo. Al llegar la crisis en 1989 muchos se quedaron sin trabajo de repente y el sistema japonés no fue capaz de reaccionar, por lo que muchos acabaron siendo sin techo y terminaron viviendo en los parques. En el sistema de empleo Japonés, en el que entran otros valores como la lealtad a la empresa y el puesto de trabajo de por vida, salir del sistema a veces supone no poder volver a entrar en él o entrar en muy malas condiciones, como con trabajos a tiempo parcial mal pagados.

Tasa de desempleo de Japón

Tasa de desempleo de Japón

 

Japón tampoco tiene un buen sistema de pensiones y jubilación. Se dispone de muy poca cantidad de dinero y, en caso de querer disponer de más pensión, hay que pagar una cantidad fija al mes como extra. Además, con el baby boom de la década de los 60 la tasa de crecimiento de población era positiva y siempre había mano de obra joven para poder mantener a los jubilados, aparte de que Japón es, en cierta manera, como los Estados Unidos, donde cada particular debe tener su plan de pensiones para tener una vejez digna. Ahora mismo Japón es uno de los países desarrollados con la tasa de natalidad más baja y está pasando lo mismo que con el desempleo: se han encontrado de repente con demasiados jubilados y demasiado pocos trabajadores para mantener el sistema, que se está desmoronando. Para más inri, las familias de varias generaciones que antes vivían juntas en zonas rurales ya no existen. Los hijos jóvenes se mudan a las ciudades en búsqueda de oportunidades laborales mejores y los abuelos de la familia se quedan en cierta manera abandonados en sus pueblos natales. Muchos sobreviven gracias a ayudas solidarias y sociales y a voluntarios.

Pirámide de población de Japón

Pirámide de población de Japón

 

En resumen, Japón no tiene las mismas coberturas y gastos que España y, para bien o para mal, eso le supone unos gastos públicos diferentes y las cantidades que puede destinar a otras cosas como la inversión y la investigación y desarrollo son más altas.

 

Por último, desde el punto de vista de las relaciones internacionales, Japón es un país aislado e independiente en el sentido de que no depende de organizaciones superiores para aplicar sus políticas y, por lo tanto, su gobierno puede aplicar las que quiera. En el caso de España, y de la Unión Europea, hay que cumplir la normativa europea, hay que pactar con los estados miembros, con el tiempo que esto implica, y hay que pensar en el impacto que estas tendrán en toda la Unión y, por lo tanto, los estados miembros no son tan libres ni pueden actuar tan rápido como lo hace Japón.

 

Primer Ministro Abe Shinzô

Primer Ministro Abe Shinzô

Como conclusión, está bien que tomemos a Japón como ejemplo, pero no tiene la misma situación que España ni que muchos otros países en todos los sentidos y, por lo tanto, no debemos tomarlo como un ejemplo absoluto. Podemos tomar como ejemplo sus políticas y sus intentos de estímulo económico y basarnos en ellos para crear unas aplicables a España y a Europa, pero copiar el modelo de Japón no tiene por qué dar resultados ni es la panacea que se ve en la superficie. Japón no es perfecto, no lo ha sido nunca ni lo va a ser, y antes de hablar en términos tan absolutos y esperanzadores debemos ver que bajo esa superficie no todo es tan perfecto. Esa máxima priorización de la economía por delante de todo no es algo adecuado ni para Japón ni para ningún otro país, también hay que saber garantizar un bienestar social que se presupone en los países desarrollados y que, al parecer, Japón tiene problemas para asegurar.

 

El sistema político de Japón: II

17 Dic

Siguiendo con la entrada que he escrito antes sobre la historia y el sistema político de Japón, en esta entrada explicaré los principales partidos políticos japoneses y comentaré un poco los resultados de las elecciones de ayer.

 

Los partidos políticos

Jiyû minshutô

Jiyû minshutô

Partido Liberal Demócrata (PLD, 自由民主党, jiyû minshutô; abreviado 自民党, jimintô), es un partido de centro-derecha fundado en 1955. Es un partido muy grande, con muchas facciones y sin una ideología clara, que varía según los miembros que tiene en cada momento. Su único objetivo claro es la priorización de la economía a toda costa promoviendo el libre mercado, pero también tiene ideologías tradicionales como la de preservar la cultura y las tradiciones japonesas, incluyendo a la monarquía. Ha sido el partido más fuerte de Japón históricamente, ya que ha estado en el poder desde 1955 hasta 2009, con un breve periodo en la oposición entre 1993 y 1994. En 2009 fue derrotado por el Partido Democrático de Japón, pero en las elecciones de ayer volvió a conseguir el poder con una mayoría aplastante.

 

Minshutô

Minshutô

Partido Democrático de Japón (民主党, minshutô), es un partido de centro-izquierda fundado en 1998 por miembros de otros partidos quienes, cansados de la crisis y de los problemas de Japón, se unieron para crear una fuerza opositora potente para hacer frente al PLD. Por primera vez, un partido tenía una ideología y un programa fuertes, que en 2009 les llevaron a la victoria electoral con una mayoría aplastante. Entre su ideología se encuentra la voluntad de acabar con un gobierno saturado, ineficiente y corrupto y crear nuevos valores para la sociedad. Pero durante su legislatura, además de haber cambiado 3 veces de Primer Ministro, se han encontrado con problemas como la crisis o el desastre ecológico de la planta de energía nuclear de Fukushima Dai Ichi, provocado por el tsunami que afectó Sendai el año pasado. No haber sabido solucionar ni gestionar correctamente y con eficacia estos problemas les ha llevado a una deshecha política que les ha costado las elecciones.

 

Kômeitô

Kômeitô

Partido Nuevo Kômeitô (公明党, kômeitô), es un partido de centro-derecha fundado en 1998. Se trata de un partido elitista e idealista controlado por miembros de la secta religiosa budista de Sôka Gakkai. Se trata de un partido que da soporte al PLD y suele formar coaliciones con él. Significa “Gobierno Limpio”, o “Partido de la Justicia”.

 

Shakai minshutô

Shakai minshutô

Partido Social Demócrata (社会民主党, shakai minshutô; abreviado社民党, shamintô), es un partido de centro-izquierda fundado en 1945 y reformado en 1996. Es un partido idealista que ha intentado oponerse al PLD, pero sólo ha conseguido salir de la oposición en una ocasión. Es un partido que se ha perdido por el idealismo.

 

Kokumin shintô

Kokumin shintô

Nuevo Partido Popular (国民新党, kokumin shintô) es un partido de centro-derecha fundado en 2005 con una ideología conservadora, proteccionista y populista. Es un partido aún muy pequeño. Aunque es de ideología contraria al Minshutô, ha formado una coalición con ellos para las elecciones de ayer.

 

Nippon mirai no tô

Nippon mirai no tô

Partido del Futuro de Japón (日本未来の党, nippon mirai no tô), es un partido de centro o centro-izquierda fundado en 2012, con una ideología ecologista y antinuclear. Es un partido muy minoritario creado hace apenas un mes.

 

Shintô daichi-shinminshu

Shintô daichi-shinminshu

Nuevo Partido Daichi – Verdaderos Demócratas (新党大地・真民主, shintô daichi-shinminshu), es un partido nacionalista de izquierdas fundado en 2011. Tiene una ideología nacionalista de izquierdas y de democracia directa. Es un partido muy pequeño.

 

Nippon ishin no kai

Nippon ishin no kai

Asociación para la Restauración de Japón (日本維新の会, nippon ishin no kai), es un partido de derechas o centro-derecha fundado en 2012. Tiene una ideología conservadora, federalista y nacionalista. Pese a ser un partido creado recientemente ha conseguido ser la segunda fuerza gracias a su coalición con el partido Minna no tô.

 

Minna no tô

Minna no tô

El Partido de Todos (みんなの党, minna no tô), es un partido de centro-derecha fundado en 2009. Tiene una ideología de liberalismo conservador, neoliberalismo y antinuclear. Pese a ser un partido pequeño, gracias a su coalición con la Nippon Ishin no Kai han conseguido ser la segunda fuerza política en las elecciones de ayer.

 

Nihon kyôsantô

Nihon kyôsantô

Partido Comunista Japonés (日本共産党, nihon kyôsantô), es un partido de izquierdas fundado en 1922, antes de la IIGM, que fue purgado tras la guerra por los Estados Unidos porque no interesaba un Japón comunista, pero que ha conseguido persistir. Se trata de un partido más bien pequeño, pero que ha luchado por hacer frente al gobierno y a los tratados militares con los Estados Unidos. No ha tenido mucho éxito, pero es uno de los únicos partidos que quiere hacer frente al sistema.

 

Con esta información sobre los partidos presente, los resultados de las elecciones de ayer según datos del periódico Asahi son los siguientes:

Elecciones 2012. Asahi.com

Elecciones 2012. Asahi.com

La coalición del PLD y el partido Nuevo Kômeitô (azul) ha conseguido una mayoría aplastante con 325 escaños de los 480. En las pasadas elecciones de 2009 obtuvo 139 escaños.

El partido hasta ahora en el poder, el Partido Democrático de Japón en coalición con el Nuevo Partido Popular (rojo) han obtenido tan sólo 58 escaños, en comparación con los 232 de las pasadas elecciones en 2009.

La coalición del nuevo partido Ishin no Kai y el Partido de Todos (naranja) ha conseguido convertirse en la segunda fuerza política con 72 escaños, frente a los 19 de las pasadas elecciones.

Finalmente, la coalición del Partido Social Demócrata y los recientemente creados, el Nuevo Partido Daichi – Verdaderos Demócratas y el Partido del Futuro de Japón ha conseguido un total de 12 escaños.

En la tabla de debajo de la imagen se pueden ver los escaños conseguidos por cada partido por separado.

 

En las pasadas elecciones, una fuerza potente contraria al PLD consiguió el poder, con esperanza para los japoneses que el estado del país mejoraría y que habría un gran cambio. Por desgracia, la legislatura del Partido Democrático de Japón ha estado marcada por la crisis económica mundial y el tsunami que arrasó Sendai y que provocó el peor desastre nuclear del país. Con estas elecciones, Japón vuelve a su tendencia derechista con una priorización de la economía, como la que ha estado reinando casi permanentemente desde los años 50, en la postguerra.

El sistema político de Japón: I

17 Dic

Con motivo de las elecciones japonesas celebradas ayer, 16 de diciembre, voy a dedicar una serie de artículos al sistema político japonés, a los partidos políticos más importantes y a los resultados de las elecciones, a grandes rasgos. En éste voy a explicar la historia política de Japón hacia el estado democrático moderno.

 

Después del largo periodo de aislamiento del sistema feudal de Edo, en 1868 se llevó a cabo la restauración Meiji, que tenía la voluntad de modernizar Japón. Se pasó de un sistema feudal aislado dirigido por el shôgun a una entrada de la cultura occidental y a una voluntad modernizadora. Japón necesitaba una reforma del sistema político, y por esto mandó emisarios a diferentes países de Europa para estudiar sus sistemas políticos. Finalmente, en 1890 se creó una constitución basada principalmente en el modelo de Prusia.

Samurai en la Era Meiji

Samurai en la Era Meiji

Después de la IIGM, en 1947, se aprobó una nueva constitución que instauró la democracia en Japón, escrita con la ayuda de los Estados Unidos. En general, esta constitución es igual a la de las demás democracias del mundo, pero tiene dos elementos particulares para Japón.

Estos dos elementos particulares son los artículos 1 y 9, que modifican la anterior constitución de 1890, la del Imperio Japonés.

Bandera de la Armada Imperial

Bandera de la Armada Imperial

Esta antigua constitución reconocía al emperador como descendiente de Amaterasu, por lo tanto el emperador era un dios, y además causó un afán imperialista y expansionista del Imperio Japonés, que les llevó a la conquista de Corea en 1910, de Manchuria en 1932 y a la entrada en la IIGM en 1941.

Con la derrota de Japón en 1945 con la caída de las bombas atómicas, los Estados Unidos implantaron una nueva constitución que evitaría lo ocurrido anteriormente en épocas futuras. En concreto, el artículo 1 establece que el emperador deja de ser dios, para pasar a ser un símbolo de la nación, y deja de tener poder político para pasar a tener poder simbólico. A su vez, el artículo 9 establece la renuncia a la guerra y elimina el ejército de Japón, permitiéndosele tener solamente un ejército de autodefensa.

Esta nueva constitución también instaura las elecciones democráticas universales, y se crea un sistema político a imagen del de los Estados Unidos, con un sistema bicameral. Los tres poderes se reparten de la siguiente manera:

– Legislativo: la Dieta o Parlamento (国会, kokkai)

– Ejecutivo: el Gabinete o Senado (内閣, naikaku)

– Judicial: el Tribunal Supremo (最高裁判所, saikôsaibansho)

Dieta de Japón

Dieta de Japón

La Dieta es un órgano bicameral con un total de 727 miembros, repartidos entre la Cámara de Representantes (baja) y la Cámara de Consejeros (alta). Las elecciones celebradas ayer afectaron a la Cámara de Representantes. Esta cámara está formada por 480 miembros que deben ser mayores de 25 años y que son elegidos cada 4 años o cuando se disuelve la cámara por sufragio universal de mayores de 20 años.

De estos 480 representantes, 300 son elegidos por constituciones de un escaño, es decir, una persona por cada distrito, mientras que los 180 restantes son elegidos por representación proporcional de todos los votos del partido al que pertenecen.

La Cámara de Consejeros está formada por 242 miembros mayores de 30 años. Las elecciones en este órgano se celebran cada 3 años, pero sólo se reelige la mitad de la cámara, por lo tanto, la legislatura de cada candidato es de 6 años. De los 242 miembros, 96 son elegidos por representación proporcional de una única lista nacional, y los 146 restantes son elegidos en las 47 prefecturas, entre 2 y 10 miembros cada una. A diferencia de la Cámara Baja, esta cámara no se puede disolver porque sólo se reelige a la mitad de los miembros en cada elección.

El Gabinete es un órgano elegido por el Primer Ministro, formado por unos 20 miembros de su partido que dirigen los departamentos del gobierno como ministros.

El Tribunal Supremo es un órgano similar a los Tribunales Supremos occidentales, formado por un Presidente del Tribunal y 14 jueces más. Además, consta de una rama independiente elegida por el emperador con el consejo del Gabinete.

El emperador no tiene poder relacionado con el gobierno y tiene funciones de símbolo del estado y unificador de las personas. Actualmente el emperador es Akihito, el emperador nº 125. El príncipe heredero es Naruhito.

Emperador Akihito

Emperador Akihito

 

Otras entradas de la serie de artículos sobre política:

El sistema político de Japón: II (partidos políticos y elecciones de 2012).

A %d blogueros les gusta esto: